• @davidjguru -> OpenMelva ¿El huevo o la gallina?

    Marcasvq: ¿Cómo te definirías en el plano personal?

    Respuesta: Bueno, yo me definiría a mi mismo como un tipo normal. Colecciono cómics de Furillo, tengo una bicicleta vieja, sigo al detalle la historia de Quinlan Vos dentro del universo expandido de Star Wars, dedico los domingos a trabajar el campo, sé de memoria los diálogos del Gran Lebowski y el terminal de ciertos sistemas Linux me resulta un símbolo cálido e íntimo. En definitiva las cosas que le gustan a cualquier hijo de vecino, ¿no?.

    Pregunta: David, ya que Fran (PronetPC) nos ha dicho que sería bueno e interesante entrevistarte, comenzamos con su pregunta: ¿Qué fue antes el huevo o la gallina?

    R:
    Si el método paranoico-crítico de Dalí no falla, entonces el huevo. Sin duda.

    P: Observamos que OpenMelva trata de unir la cultura y la tecnología, suena eso muy "moderno" ¿no? ¿cómo lo ejecutáis y cómo os puede diferenciar de otros emprendedores que son estudios de tecnología, diseño web, etc y aquellas otras iniciativas culturales con toques tecnológicos?

    R: Bueno, a mi realmente no me resulta tan “postmoderno”. El arte siempre se ha servido de los avances técnicos para mejorar sus procesos de producción y en algunos casos como inspiración y vehículo. Tal vez en la etapa digital la relación parezca más clara, pero para nosotros es algo natural. A principios del siglo XX los futuristas declararon adorar a la máquina. Arte, creatividad y tecnología es Kraftwerk, es Bill Viola y también todos esos grupos de creadores que se apoyan en Arduino (una plataforma basada en Hardware libre) para sus proyecciones.

    Con respecto a la segunda cuestión, básicamente nosotros no somos una típica empresa de diseño web. Estamos más en un plano más maduro, más avanzado en cuanto a considerar que un diseño web no deja de ser una aplicación parcial de un proyecto más global de branding, con un trabajo más orientado a conceptos, a marcas, a isotipos como elementos configuradores de una identidad.

    Por lo que conozco en el sector, actualmente nos diferencian tanto las capacidades como las técnicas usadas en nuestro trabajo. Intentamos manejar de manera eficiente lo mejor del campo tecnológico y del campo de la creatividad. Podemos trabajar con briefings y hasta con seis variaciones distintas de la técnica del Brainstorming, pero también intentamos estar al día en el estado del arte del software libre.

    Todo esto puede resultar muy abstracto, pero pongo una métrica muy simple y concreta como ejemplo. Cuando se realiza un trabajo creativo para una publicidad de calle basada en cartelería, el número de carteles retirados te da una idea del enganche. Si has trabajado para establecer algo que a los jóvenes les gustaría tener en su propia habitación, todo ha salido bien. Esto es cierto. He permanecido en silencio observando en la calle como chavales retiraban nuestros carteles mientras comentaban que les gustaban mucho, que flipaban, y que se lo querían llevar a casa. Esto ha ocurrido con el trabajo que realizamos para el proyecto Entretejas y para el festival Alamedeando. Bonita métrica. Mientras, los otros pueden seguir dedicándose a modificar plantillas o a ofrecer “diseños” para cualquier CMS. Para nosotros no es ni el sentido ni la esencia.


    P: Con relación a estas iniciativas culturales, abiertas y alternativas como ha sido Alamedeando ¿Que otros proyectos, colegas o emprendedores sociales conoces en Sevilla que son un ejemplo a seguir en esta línea?

    R: Uf, actualmente se está produciendo una situación que es genial bajo mi punto de vista. La ciudad es un hervidero de buenos proyectos y de grandes profesionales que están generando algo que llegará a ser muy grande, estoy seguro. Hablo de camadas de pequeños ratones muy ágiles, muy buenos y muy eficaces que llegan antes que el pesado elefante, y que sin duda empiezan a tener una ventaja cada vez más competitiva en sus respectivos sectores.

    A nivel social podría hablar de Formatriz, un nuevo proyecto emprendedor (pero desde el punto de vista de autoempleo, no de la búsqueda de financiación para vender una idea y pasar a la siguiente) orientado a la formación en organizaciones. Están siendo pioneros en la implantación y auditoría de nuevos modelos de empresa basadas en la llamada “Economía del Bien Común”, una corriente que se está expandiendo y que será fundamental en esta fase del ciclo de cambio cultural que estamos viviendo.

    En otro plano La Matraka, como ejemplo de gestión cultural está haciendo grandes cosas. Entre otros muchos proyectos y actividades, consiguieron construir un festival como Alamedeando y hacerlo continuar en el tiempo. En esta última edición con toda la pérdida de financiación de las administraciones públicas han realizado un trabajo que roza lo heroico.

    Y el equipo de Mecus. Luis, Rocío y Rafa, que configuran un conjunto que es modelo a seguir como empresa de corte tecnológico basada en software libre. Para nosotros unos hermanos mayores que siempre nos han mimado y atendido. Ellos nos mostraron el camino en cuanto a ser empresa abierta y a tener una estructura horizontal. Otras culturas organizativas son posibles, y además existen y funcionan.

    Podría hablar de muchos más, proyectos como WorkInCompany y multitud de compañeros que realizan su trabajo de manera autónoma, pero a nivel de equipos estos anteriores son para mi una gran fuente de inspiración y ejemplo.


    P: Ahora una pregunta, que nos salta a la cabeza, ¿Tu filosofía de vida o de empresa se diferencia mucho o tiene puntos en común con la llamada "Cultura Hacker"?, en Sevilla hay colectivos muy activos en estos temas.


    R: Muy buena pregunta. La verdad es que es lo que conocemos, lo que hemos experimentado y prácticamente en lo que nos hemos desarrollado profesionalmente. Cambiar la competencia por la colaboración. Comprender lo que ocurre, intentar modificarlo, mejorarlo, subvertirlo, adaptarlo y compartirlo con los demás, así en esencia.

    Desde aquella obra sobre la catedral y el bazar, el software que cumple las cuatro libertades básicas del modelo de fuentes abiertas o ese administrador de sistemas que está dispuesto a cortarte los brazos si no cumples con las leyes de la netiqueta a la hora de usar el correo electrónico. Ya no imagino mi vida de otra forma.

    P: Usáis para hacer vuestros proyectos web un software libre llamado Drupal, que no es el más famoso de los conocidos, comparado con Wordpress o Joomla. ¿Cuales son sus ventajas e inconvenientes con respecto a los otros dos?

    R: Jajajajaja, esta pregunta es compleja y corre el riesgo de convertirse en la versión tecnológica de un bizantino debate futbolístico.

    Los tres ejemplos son plataformas usadas normalmente como gestores de contenidos (o CMS, en inglés), aunque pueden tener también características propias de un “framework” (código ya realizado donde uno integra el desarrollo propio).

    Como tengo amigos en cada una de las plataformas y no quiero que se molesten (demasiado), diré que para responder a esa pregunta habría que realizar pruebas exhaustivas en un contexto determinado con hardware parecido y condiciones homogéneas, sólo eso daría resultados concluyentes. Los tres disponen de funcionalidades parecidas, son software libre como bien dices e incluso el lenguaje de programación es el mismo (PHP).

    A nivel más concreto, tal vez, para una función a realizar es posible que una extensión, plugin o módulo (los nombres que tienen las funcionalidades añadidas en cada una de las plataformas) esté más madura que otra posible solución, que tenga más o menos “bugs” (errores pendientes de corrección), tenga una comunidad de desarrolladores mayor o menor que otra solución parecida o simplemente haya sido probada en más ocasiones en proyectos parecidos.

    Tengo que decir que normalmente cuando alguien argumenta que tal o cual es mejor que otro, prácticamente obvia la parte “es más fácil porque llevo varios años trabajando con esta tecnología”, es decir, la ventaja competitiva puede venir determinada por la especialización del equipo que desarrolla el proyecto.

    Para mi no dejan de ser herramientas y vehículos para conseguir fines, y prefiero no atarme mucho a ninguno. Trabajo con Drupal pero tengo mis blogs en wordpress. Incluso ahora mismo estamos jugando con un framework llamado Django que puede sernos muy útil para proyectos web.

    P: Y ahora nos gustaría que nos hablaras de las redes sociales y como está afectando, cambiando vuestro trabajo, la relación con usuarios, clientes y amigos o compañeros.

    R: ¿Hablar de las redes sociales? bien, bueno, allá vamos.
    Para nosotros todo esto es fundamental, y hasta ahora le hemos concedido la misma importancia al marketing online que al offline. Las redes sociales nos han proporcionado muchas anécdotas positivas: contactos, relaciones, oportunidades de negocio, propuestas de trabajo, además de conocer a muchas personas interesantes. En nuestro caso mucho de lo que nos ocurre en el plano offline viene determinado por el online.

    Nos son útiles por tres motivos: nos permiten implementar mejor toda la estrategia de comunicación, nos proporcionan leads interesantes (nuestro sitio web no tiene una estructura clásica y desde el punto de vista de la analítica básica, no disponemos de metas definidas para posibles embudos de conversión) y generamos tráfico relativamente cualificado.

    P: También observamos que muchas empresas que empiezan prefieren tener lo primero una página en facebook y les da pereza tener página web o lo dejan para más adelante. Tal vez, es por la facilidad que supone tener presencia en las redes sociales de esta manera. ¿Que opinas?

    R: Yo sigo diciendo lo mismo de siempre. Pensar en tener una página en Facebook, una cuenta de Twitter o incluso un sitio web antes que pensar en objetivos es un error.  Un medio es medio y no fin en si mismo. Una herramienta es sólo un utensilio para alcanzar metas.

    Recuerdo la anécdota de aquel alcalde que nos contaba como hizo una página de Facebook para dinamizar las fiestas juveniles de su pueblo. Pasaban los meses y la página estaba literalmente muerta. Al final descubrió que los chavales y chavalas de su pueblo tenian perfiles en tuenti y no en Facebook. Se había equivocado. Pensó en el canal antes de pensar en el que, en el como, en el cuando, en el quien, etc.

    La tendencia es brutal. Existe claramente un “hype” en cuanto a socialmedia, a comunidades online, a marketing online, a bliblibli y a blablabla. Esto se traduce en que casi siempre alguien empieza su conversación hablando sobre su gran necesidad de una página en Facebook, o de un nuevo sitio web, o de un perfil en Twitter . Se centran en un canal concreto, sin pensar en realidad que están buscando, o donde está su audiencia potencial, o que quierenconseguir. Esto es increible, tomas una autopista simplemente por el hecho de que ves a mucha gente conducir en esa dirección y sin haber decidido ni el destino ni la ruta. La azada es una herramienta para arar el campo, que existan algunas muy bonitas y en tu entorno todos tengan una no quiere decir que tú la necesites explícitamente.

    Esto ocurre en diferentes planos: administración local, grandes empresas, etc. Creo que en la medida de lo posible el discurso debe centrarse en no pensar en canales y pasar la reflexión a otro nivel.

    Soy partidario de establecer buenos planes, ejecutar buenas acciones e ir midiendo las posibles desviaciones. Si no, todo se convierte en un viaje de locos hacia ninguna parte. Palabra.

    P: Y por último ¿Qué proyectos tenéis para el futuro? ¿Como creéis que todo evolucionará? La cultura, vuestro trabajo, las redes sociales... vuestros proyectos.

    R: Bueno la visión es llegar a ser una referencia en cuanto al cruce de caminos de la creatividad y el software libre. Para ello estamos trabajando duro. Necesitamos crecer y pronto vamos a ir aumentando el equipo hasta llegar a una cifra óptima (bajo mi punto de vista la estructura ideal debería estar formada por un equipo de entre siete y diez personas).

    También necesitamos realizar un desarrollo de negocio más avanzado en otras zonas del país y de Europa. Ahora mismo consultando las métricas tenemos una proporción muy alta de clientes y proyectos localizados en un entorno demasiado próximo bajo mi punto de vista, esto debe cambiar.

    Luego está por resolver la eterna cuestión de la dicotomía servicios-productos. Tenemos buenas ideas esperando el hueco para ser implementadas y necesitamos ordenar la convivencia entre una naturaleza y otra.

    Es un buen momento para hacer las cosas muy bien y trabajar con la consciencia de estar inmersos en un gran ciclo de cambio cultural. Los equipos que comprendan bien lo que está ocurriendo y sobretodo lo que va a ocurrir serán más adaptables a la evolución de la situación general y resultarán más líquidos. Yo personalmente veo el futuro lleno de luz e ilusión, y no creo que me caiga de este caballo.

    Despedida, Marcasvq: Ha sido un verdadero placer espero que te haya gustado a tí también este encuentro.

    Gracias a todos por la oportunidad de esta entrevista. Me han gustado mucho casi todas las preguntas y espero que sigamos en contacto. Un abrazo y seguimos en la brecha.
    - David. (davidjguru) -

  • You might also like

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

Creative Commons

Los contenidos publicados en la web se encuentran sujetos a la licencia de Creative Commons.
descripcion

Comentarios Recientes

Contactar

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *